El Capital Riesgo como alternativa de financiación para empresas
03/20/2018

Cómo funciona una empresa de capital riesgo

Para entender el funcionamiento de una empresa de capital riesgo primero hay que entender en qué consiste una empresa de capital riesgo, y qué es el capital riesgo en sí mismo. Para ello, con este post vamos a crear un poco de claridad sobre estos conceptos que pueden ser un poco abstractos para muchos y a explicar cómo funciona una empresa de capital riesgo.

Qué es el capital riesgo

Como concepto general, el capital riesgo es la forma financiera que tiene una empresa de participar en otra de manera minoritaria y temporal para ayudarla en su gestión a través de recursos financieros, convirtiéndose así en accionista por un tiempo.

Esto es, cuando una empresa tiene necesidad de crecimiento, expansión o reorientación estratégica, la empresa de capital riesgo entrará a formar parte de la empresa como socio accionista o socio estratégico y participará así en la aventura empresarial, ahora conjunta, dependiendo directamente de sus beneficios, desde ese momento, con la rentabilidad de la empresa y del éxito del proyecto.

No hay que confundir el concepto de empresa de capital riesgo con una deuda bancaria tradicional de una empresa, donde sí que existe un tipo de interés determinado por parte del banco.

Cómo funciona una empresa de capital riesgo

El funcionamiento de una empresa de capital riesgo es bastante sencillo una vez entendido el concepto:

En un primer momento, la empresa de capital riesgo busca en el mercado empresas con un gran potencial de crecimiento, a las que poder ayudar con ese crecimiento, ya sea a nivel internacional o nacional, por ejemplo, con pymes que hayan crecido y quieran seguir funcionando.

Después, comienza el verdadero reto de la empresa de capital riesgo, y es la de implementar la empresa comprada. Esta es la fase más importante, porque de la transformación que se haga dependerá el beneficio que obtendrá el capital riesgo al venderla de nuevo.

Y esa es la tercera parte del proceso: vender la empresa que se compró pero por más valor por ser un bien más valioso que cuando se compró.

El proceso completo puede durar entre tres y seis años, dependiendo de la ambición de la empresa por llegar a unos objetivos marcados, y las ventajas de esta operación solo benefician a ambos interesados.

La inversión por parte de empresas de capital riesgo en otras empresas es un mecanismo en auge tanto en España como Europa, ya que, tras la crisis, se ha convertido en una alternativa muy positiva a la financiación más tradicional, permitiendo así a pymes y empresas familiares acceder al mercado de financiación y ser más competitivas.

1 Comment

  1. Hola, esto es un comentario.
    Para empezar a moderar, editar y borrar comentarios, por favor, visita la pantalla de comentarios en el escritorio.
    Los avatares de los comentaristas provienen de Gravatar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *